¡Felices 40!, desde el Instituto Social de la Marina

Luis Casqueiro Barreiro, director del Instituto Social de la Marina

Luis Casqueiro Barreiro, director del Instituto Social de la Marina

Resulta agradable, y también sencillo, sumarse a las felicitaciones de una efeméride que, como sucede en esta ocasión, sirve para conmemorar el 40 aniversario de la creación, tras la publicación de un Real Decreto Ley, del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y que a su vez también sirvió para dotar de personalidad jurídica a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS): dos instituciones de gran relevancia en la protección social de los ciudadanos españoles. Dicho esto, me gustaría también hacer extensible la felicitación a sus actuales responsables, Gloria Redondo y Javier Aibar, respectivamente, así como a todo el colectivo de hombres y mujeres que han formado y forman parte de la Seguridad Social, una familia de la que el Instituto Social de la Marina (ISM) es un miembro más. No fueron las únicas entidades creadas en 1978, pero sí las de más importancia y las que mantienen íntegras sus competencias tras el proceso de transferencias a las comunidades autónomas que se inició poco después.

En este punto, me gustaría detenerme para explicar por qué, a pesar de que el ISM es otra de las entidades de la Seguridad Social, no se encuentra entre los homenajeados, si no entre los que felicitan.

En el Real Decreto antes mencionado, del que ahora se cumple el cuadragésimo aniversario de su publicación, el Instituto Social de la Marina solo es citado para reseñar que “mantiene las funciones que venía realizando” hasta ese momento. Y es que el camino seguido para su creación es distinto y viene de más atrás. Sus orígenes arrancan a comienzos del pasado siglo. De hecho, el que a la postre fuera el fundador del ISM, Alfredo Saralegui Casellas, empezó a mostrar sus inquietudes en la protección social en el ámbito pesquero, en 1913, cuando organizó la “Asociación Protectora de Pescadores de Vizcaya”. Tras ella, fueron surgiendo los Pósitos de Pescadores, dándose los primeros pasos para materializar dicha protección a las gentes del mar. Y así, llegamos a lo que podríamos calificar como el “germen” de lo que más tarde sería el ISM. Me refiero a la creación, mediante el Real Decreto de 10 de octubre de 1919, de la Caja Central de Crédito Marítimo. Aunque no sería hasta el 26 de febrero de 1930 cuando, por otro Real Decreto publicado en la Gaceta de Madrid, dos días más tarde, pasó a denominarse Instituto Social de la Marina, después de considerar que el anterior nombre “no concuerda con la importancia de la misión que realiza ni expresa con claridad debida la labor que le está encomendada”, que no era otra que la de desarrollar la acción social marítima en todos sus aspectos.

Desde entonces, el nombre ha seguido siendo el mismo, al igual que su labor y sus objetivos vienen siendo los mismos desde sus orígenes, como se señalaba en el Real Decreto de 1978. Por ello, y a pesar de ser una más de las entidades gestoras de la Seguridad Social, no estamos de aniversario. Como acabamos de señalar, lo estaremos muy pronto. Pero ahora, lo importante es felicitar a todo el personal que, de una u otra manera, forma parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de la Tesorería de la Seguridad Social y celebrar sus cuarenta años de trabajo para la sociedad. Así que, lo dicho: ¡Feliz 40 aniversario!, de parte de vuestros compañeros del ISM.

Luis Casqueiro Barreiro, director del Instituto Social de la Marina